Urabá goza de algo que hace mágica la estancia en esta región: es la dueña del océano antioqueño. La compañía del mar Caribe le imprime unas características que le permiten gozar de las bondades marítimas y las playas, y esto lo complementa con la bien ganada fama de la fertilidad de sus tierras y su diversidad cultural.

Esta región hace parte del Darién colombiano, con el golfo de Urabá como el contacto marítimo con el mundo. Sus tierras son reconocidas por el cultivo del banano, fruto apetecido en los mercados...