Sirve de puerto en el río Atrato y cuenta con un aeropuerto a donde llegan vuelos privados. Está rodeado de selva y ríos frecuentados por ecoturistas.