Cerro Tusa, pirámide natural que servía de centro de adoración indígena, es guardián y símbolo municipal. Es un pueblo cafetero y potenció la ganadería cerca del río Cauca.