La minería aurífera, la agricultura y la ganadería sostienen su economía. Los cultivos de peces, zoocriaderos y balnearios naturales atraen cada vez a más turistas.