La Basílica Menor del Señor de los Milagros alberga obras de arte religioso. Su alta producción lechera y su cercanía con Medellín motivaron el asentamiento de empresas lácteas.