Sus embalses aportan no solo energía eléctrica, sino belleza a las zonas donde están ubicadas. Sus corrientes de aguas forman cascadas y balnearios que atraen ecoturistas.