Su nombre en lengua catía significa oro, elemento que ha sido eje de su historia y economía. Se ubica en la desembocadura del río Nechí al Cauca.