Desde la época colonial ha sido un referente de Antioquia. Su vida religiosa ha consolidado iglesias y museos como lugares turísticos. Sus destinos naturales son apreciados por ecoturistas.