El turismo religioso y las fincas de recreo atraen turistas. Su economía ha sido tradicionalmente agrícola, pero la industria ha cambiado poco a poco su vocación.