Algunas de sus fincas permiten visitas guiadas para conocer la producción bananera. Ofrece lugares para acampar y la pesca deportiva. Es asiento de varias comunidades indígenas.