Se proyecta como un destino para los deportes de aventura, por sus cascadas y senderos. En su eco-nomía agrícola sobresalen productos como la panela y el café.