Se le conoce como 'reserva hídrica de Occidente', por la abundancia de aguas. Su economía se basa principalmente en la agricultura, ganadería y minería.