Su topografía quebrada puede disfrutarse desde un cable aéreo que recorre un sector rural. La ganadería y productos agrícolas, como el café, el cacao y la caña de azúcar, son base de su economía.